Ads Top

10 reglas de oro para que nuestros hijos amen la lectura

En esta entrada de hoy hablo sobre 10 sencillas pautas nos servirán para animar a nuestros hijos leer. Recuerda que no necesitan saber leer para que les compremos libros, los hay adecuados a todas las edades y podemos empezar perfectamente con libros de imágenes. Así que ya sabes, si no hay edad para iniciarles en la lectura puedes empezar hoy mismo con alguna de estas pautas.
Se trata de 10 reglas que debemos tener en cuenta y practicar siempre que tengamos oportunidad, algunas de ellas si las ponemos en práctica a diario mejor que mejor.
Son 10 sencillas pautas que harán que nuestros hijos aprecien y amen la lectura, recuerda que no hay edad para empezar pero cuanto antes empieces a mostrarle libros a tu hijo más fácil resultará que tenga interés por ellos.
10 reglas de oro para que nuestros amen la lectura:
1. Explicar y leer cuentos, desde bien pequeños, porqué de este modo les ayudamos a desarrollar su lenguaje y su imaginación.
2. Ser un modelo a seguir, es importante que nuestros hijos nos vean leer de vez en cuando, ya sea el periódico, una revista o una novela. De este modo transmitimos el mensaje que la lectura es importante.
3. Tener varios libros en casa adecuados a su edad, debemos tenerlos en un lugar donde ellos tengan acceso fácil y permites que escojan el que quieran cuando quieran. Pero nunca obligarlos a leer o mirar un libro si no quieren.Yo tengo algunos en un cesto en el suelo, los de imágenes para el pequeño y otros para el más mayor. Ninguno de los dos sabe leer, pero ambos desean mirar y hojear, mirar y preguntar … Está en tus manos despertarles el interés y la curiosidad.
4. Llevar un libro siempre donde vayamos, ya sea cuando tengamos que ir al médico o a un restaurante, los niños se aburren fácilmente cuando tienen que estar esperando así que … haz que se entretengan leyendo, no hay una actividad mejor, pueden ser libros con imágenes, cómics, cuentos, etc.
5. Dejar que nos lean a nosotros. A los niños les encanta que les prestemos atención, así que si les apetece leer un libro en voz alta y explicárnoslo … adelante, que lo hagan sin problema. Siéntate a su lado y permite que te lean su libro favorito, y si aún no saben leer no pasa nada, porqué eso indica que sienten mucho interés por la lectura, de este modo alimentan su imaginación y aumentan sus capacidades lingüísticas.
6. Dedicar un tiempo diario a la lectura. No es necesario pasar una hora, pero si es así mucho mejor, lo importante es organizar, planificar y dedicar un momento diario para la lectura. Podemos hacerlo juntos, a la hora de acostarnos o bien durante la tarde, buscar un lugar cómodo y dedicar de 15 a 30 minutos a leer. Dependiendo de la edad de nuestros hijos podemos leer con ellos sus cuentos o libros o bien que cada uno de nosotros lea su libro o revista. Al finalizar podemos explicarnos qué es lo que hemos leído y qué hemos aprendido de nuestra lectura.
7. Crear un lugar especial para la lectura. Relacionado con el punto anterior, podemos buscar un lugar en casa especialmente dedicado al tiempo de lectura, buscaremos un lugar cómodo y tranquilo, un lugar donde tengamos ganas de estar sin distracciones y con pocos ruidos.En este lugar podemos colocar todos los libros que quieran leer o los que ya han leído, revistas, cómics, material que creemos nosotros.
8.Crear material para la lectura. Nosotros mismos podemos crear nuestro propio material de lectura, no es necesario ser un escritor de éxito ni tener grandes habilidades. Dejarnos llevar por la imaginación es lo único que necesitamos.
– Siéntate con tu hijo e inventar una historia conjuntamente, si él no sabe escribir, hazlo tú por él, puedes recortar dibujos o imágenes de revistas y pegarlas, o que él dibuje ilustrando lo que estáis escribiendo, … – Una vez finalizado, pídele que te cuente la historia o que la lea si ya es capaz de hacerlo. – Es una actividad fantástica que recomiendo que pongáis en práctica de vez en cuando.
9. Ir a la biblioteca de vez en cuando o visitar la sección infantil de nuestra librería. Deja que observen, toquen y hojeen. Despierta su curiosidad e interés por los libros que nunca han visto.
10.Regalar libros. La próxima vez que le quieras comprar un regalito a tu hijo piensa en un libro, un libro es para siempre, promueve su curiosidad por el mundo, estimula la imaginación, amplia su vocabulario y organiza su mente.
Con la tecnología de Blogger.